Compartir en :

En un momento en que el mundo se enfrenta a una crisis sanitaria, social y económica, los viajes y el turismo han sido uno de los sectores más afectados. Sin embargo, frente a semejante adversidad, el turismo termina el año más unido y decidido a crear estrategias que impulsen los destinos ante la reactivación.

El estudio “Actualización sobre el impacto del COVID-19 en los viajes estadounidenses” realizado por Destination Analysts y publicado ayer, lunes 4 de enero de 2021, muestra que los estadounidenses muy abiertos a la inspiración para viajar aumentaron más del 6% en la última semana (52,6%), y los que están en un estado de ánimo listo para viajar volvieron al 52,9% después de caer por debajo del 50% a finales de diciembre.

Casi una cuarta parte de los viajeros estadounidenses han investigado ideas de viajes en línea solo durante la última semana.

Aproximadamente el 18% prevé que su primer viaje por aerolínea comercial en 2021 será en el segundo trimestre (abril-junio). Las aspiraciones a realizar turismo interno siguen siendo las más comunes.

Tanto las ciudades como los pueblos pequeños y las áreas rurales serán las más visitadas, sin embargo, la pandemia seguirá dictando los comportamientos del viaje. El 41,3% planea visitar lugares menos concurridos y el 30,2% planea visitar destinos orientados al aire libre.


Fuente: Destination Analyst, Update on American Travel in the Period of Coronavirus—Week of January 4th